Fiesta de valores en el Fútbol Base

Fiesta de valores en el Fútbol Base
Imagen

Tristemente nos acostumbramos a las noticias negativas que jornada tras jornada trascurren en nuestros campos de fútbol. A menudo, un embajador de la Plataforma 090, vuelve a casa cabizbajo, con la sensación de no haber conseguido el objetivo que pretendía, que no es otro que acercarnos a un modelo de competición en el que la educación en valores y el juego limpio esté por delante de los resultados.

El domingo, día de la madre, no fue así. Todo lo contrario. Volvimos con una sonrisa de oreja a oreja, con la felicidad y la satisfacción de haber sido testigos de algo admirable y que debe servirnos de ejemplo a todos.


Lo consiguieron los protagonistas de un encuentro de fútbol benjamín entre los clubes de C.D. Carlinda y Fundación Málaga C.F. A los entrenadores de ambos equipos, José Luis Flores y Toni Martín, no les gustó lo que sucedió en el partido de ida y decidieron tomar cartas en el asunto.


Comenzaron a reunirse, a contactar con sus directivos y coordinadores y a organizar un protocolo a seguir en el partido de vuelta que se celebraría en Carlinda. No querían hacerlo ellos solos, querían que participaran en esta fiesta todos los implicados.


Los jugadores, propusieron un eslogan para cada club, que se reflejaron en unas pancartas, cada jugador elaboró un banderín para intercambiar con sus rivales, compañeros ese día.


C.D CARLINDA: TE INVITO A VERME, APOYARME Y DISFRUTAR, SI FALLO ANÍMAME, TRE QUIERO.


FUNDACIÓN MÁLAGA C.F.: EL FÚTBOLES NUESTRA ILUSIÓN, ANÍMANOS Y DISFRÚTALA CON NOSOTROS, SOIS NUESTRO MOTOR!


Contactaron con la federación y con su responsable de árbitros, José Jiménez para que participasen en el evento, solicitaron la presencia de la colegiada Eva Alcaide para dirigir el encuentro. Reunieron a los padres de ambos equipos y los concienciaron de la importancia de educar a sus hijos en un ambiente sano y deportivo.


Celebraron una fiesta en la que los jugadores hicieron un pasillo a sus familiares y a la colegiala, después se reunieron en el centro del campo y dialogaron todos juntos sobre lo que era importante y lo que no.


Todas las madres recibieron un obsequio de sus hijos, y Toñi Cordero, madre de Eva Alcaide, sorprendió con su presencia a la colegiada en el centro del terreno de juego, algo que emocionó a todos los asistentes.


El resultado del partido fue 28 niños felices y todos sus familiares orgullosos de colaborar en que lo sean.


Todos debemos de aprender que un pequeño gesto lo cambia todo.